Romper el ciclo. Yo , Robot (Uno)

Nietzsche soñaba con el eterno retorno, la repetición incansable de lo mismo, una vez tras otra, a lo largo de los tiempos. De momento no sabemos si habrá un Big Crunch, y un nuevo Big Bang, y dentro de unos cuantos miles de millones de años, yo este de nuevo sentado ante el mismo ordenador, escribiendo éstas mismas palabras. Palabras que por otra parte, ya habría escrito. (El impuntual Philip J. Fry, Futurama, Temporada 6, episodio 95)

Lo mas probable esque nada sobreviva a un hipotético Big Crunch, pero mientras esperamos a ver si existe alguna forma de viajar a otro Universo para observar desde una ventana como el nuestro desaparece, estaría bien comenzar por romper el ciclo de la propia vida. El ciclo que hace que desde el mismo momento del nacimiento, nuestras horas sobre la Tierra estén contadas. Ojalá que se consiga pronto la forma de dominar la Telomerasa, que permitirá que nuestros cuerpos biológicos puedan vivir el doble, o mas, sin apenas despeinarnos.

El ser humano siempre ha sentido un terror racional hacia la muerte. Lo desconocido, el paso hacia un mas allá o la desaparición, la inexistencia eterna, y lleva milenios preguntándose que ocurrirá, y refugiándose en caparazones como pequeños paraguas ante la tormenta del miedo.

Pensemos por un momento en nuestra propia existencia, nuestro propio “ego”, el yo. Que es lo que me hace ser como soy, que hace a cada ser humano único (desde Dolly ya no podemos decir, irrepetible), donde se encuentra la percepción de mi existencia. ¿Se encuentra simplemente en la propia limitación física de mi cuerpo, o es un área del cerebro mas, una de las tantas zonas empleadas por nuestro ordenador personal para cada uno de los diversos fines?

¿Que ocurriría si pudiese conectarme directamente a una máquina, en el momento en el que mi cuerpo falla y esta próximo a perecer, y almacenar conmigo mis recuerdos, pensamientos, emociones, y la forma de ver las cosas particular que conforma nuestra personalidad? La reconoceríamos simplemente como nuestro nuevo “cuerpo”?

¿Se cumpliría por fin de forma verificable lo de “ir al cielo”? Entendiendo el cielo como la “nube” informática por supuesto. Quizá pudiésemos vagar por internet como programas inteligentes, una especie de I.N. , Inteligencia Natural, informática, un programa realmente con sentimientos, una persona sin cuerpo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: