Los impuestos del futuro

Quizá muchas personas estén impacientes por la modificación de diversos tipos impositivos que de forma previsible tendrá lugar el viernes con los nuevos Presupuestos Generales del Estado.

Si tratamos de ir un poco mas allá, en lugar de ver una subida de IVA, de tipos de IRPF, o sobre los diversos impuestos especiales, podremos imaginarnos un sistema fiscal completamente diferente que puede tener lugar dentro de unos años (aunque la tecnología permitiría crearlo éste mismo viernes).

Los sistemas tributarios actuales son analógicos y se basan en lo que las diferentes administraciones pueden intuir de la economía en base a ciertas previsiones. Yo preveo que necesito “X” y entonces establezco un impuesto de “Y”, los ajustes son lentos y los presupuestos se realizan de año en año, y en muchos casos las previsiones se equivocan. Hoy hablamos de despilfarro, pero las administraciones públicas años atrás gastaban alegremente porque sus ingresos también eran diferentes. (Quede bien claro que no intento defender el despilfarro de ninguna forma, simplemente recalco que el Gobierno es actualmente ciego fiscalmente).

Al Gobierno le hace falta tomar la píldora roja, que le permita ver la “Matrix” fiscal y contable en tiempo real.

Actualmente, la Agencia Tributaria elabora un lamentable programa informático para realizar las declaraciones de la renta. Quizá en los próximos años decida crear un software de contabilidad, una suerte de Contaplus que le permita ver en tiempo real la actividad económica, ya que operaría en la nube.

Esto liberaría a las empresas de asesores para llevar la contabilidad (si el software está bien hecho), de licencias de software, y permitiría un control mas efectivo sobre el fraude fiscal, y uniformizaría para los trabajadores encargados de éste proceso el aprendizaje y la adaptación de una empresa a otra (en un futuro laboral inestable, es realmente importante, ya que también reduce los costes de las empresas en formación)

Imagen

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un software así además permitiría adaptar las políticas económicas en tiempo real, en todo momento el Gobierno tendría un termómetro real sobre la actividad económica, sobre los ingresos que percibirá y le permitiría obrar en consecuencia.

Además, un software así permitiría que no solo las empresas tuviesen que utilizar éste software, imaginemos un futuro en el que todas las personas físicas tienen su propio apunte de contabilidad electrónica, las transacciones que realizase mediante medios electrónicos quedarían automáticamente registradas, mientras que las transacciones en efectivo deberían ser apuntadas por el sujeto o, es probable que en el futuro el dinero en efectivo sea eliminado. 

De éste modo, sería mucho mas sencillo para el Gobierno establecer medidas de estímulo fiscales, como una bajada de impuestos a diferentes sujetos, o según cierta transacción que hayan desarrollado, y los borradores de la renta dejarían de ser borradores para ser totalmente veraces.

Anuncios

2 pensamientos en “Los impuestos del futuro

  1. […] que incluso el ciudadano pudiera administrar directamente parte de los impuestos que ha abonado (tras, y destinar ese dinero a los proyectos que desee. Esos proyectos podrían ser […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: