Tiempos Modernos

Vivimos en una época en la que los precios de los combustibles, del transporte, se dispara. La gasolina ha subido 30 céntimos durante los últimos meses, pasando de una relativa estabilidad de años anteriores en el entorno del 1,20 € a sobrepasar con holgura el euro con cincuenta.

Imagen

Independientemente de como creamos que se provoca la subida, y recordando siempre que hablamos de un mercado tremendamente intervenido, donde los contratos se negocian en acuerdos bilaterales habitualmente gestionados por el Jefe del Estado, donde los Gobiernos de las supuestas democracias pactan y acuerdan dejar de comprar petróleo a tal o cual país en castigo por unas determinadas praxis, y donde los enormes fondos de inversión actúan como sanguijuelas de los pozos petrolíferos, lo cierto, lo tangible, esque la subida de precios la sentimos en nuestros bolsillos.

La predicción de los precios del crudo a corto plazo no es el objetivo de este blog, pero es esperable que si la población mundial sigue aumentando, las reglas financieras no cambian, y los jeques siguen teniendo delirios de empedernido jugador de Sim City entre otros despilfarros, en el medio y largo plazo los precios de la energía continúen aumentando. En el mes de marzo por primera vez se sobrepasaron los 2€ por litro en el continente europeo, con una gasolinera del centro de París surtiendo sin plomo 95 a 2.02, ¿Que ocurrirá cuando ese precio aparezca en las gasolineras de Tenerife?

Imagen

Además de las acertadas políticas de planificación del transporte público, y la conversión hacia vehículos eléctricos y combustibles alternativos, es previsible que muchas empresas de servicios, las cientos de compañías que ocupan céntricos rascacielos de grandes urbes, aceleren su proceso de conversión hacia el teletrabajo.

Un reciente estudio sobre hábitos laborales en actividades informáticas desvelaba que el 66% de las personas encuestadas (en los Estados Unidos), cree que para el año 2015, trabajará completamente de forma remota. La progresión es espectacular si analizamos los datos de 2009 y 2012. En 2009, el 43% de los encuestados raramente trabajaba de forma remota, mientras que en este año en curso, el 83% trabaja remotamente al menos una parte del dia. Poco a poco, comenzamos a trabajar incluso desde el teléfono móvil.

El mayor ahorro de combustible en transporte se encuentra en el transporte que no se realiza. Y las empresas, además de darse cuenta del ahorro de costes que se deriva de utilizar unas oficinas mas pequeñas, o pasar a no tener oficinas, se darán cuenta también de que les es muy sencillo incorporar a personal de otros países en equipos de trabajo cuando estos son completamente virtuales.

Imagen

¿El futuro de los profesionales cualificados puede ser el trabajo completamente remoto para diversas empresas como freelance? ¿Como competirán los profesionales de los países desarrollados con los costes que afrontan los miles de egresados de países como India o China?

Quizá la oficina del futuro sea una estancia del hogar, donde las paredes sean gigantes pantallas y durante unas horas, trabajes con un determinado equipo, y acto seguido cortes la conexión y continúes trabajando para otra empresa diferente, de otro país diferente, y dedicada a actividades completamente diferentes.

El mundo ha cambiado, para siempre. Y continúa cambiando.

Anuncios
Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: